Los familiares de Ayotzinapa llegaron a Uruguay

URUGUAY

Los familiares de Ayotzinapa llegaron a Uruguay

“El gobierno va a seguir reprimiéndonos, pero eso no nos va a parar”

foto con Hilda 1

sin-titulo-web

Fotografía 2: abc oop. gestion obrera

La Caravana#43 Sudamérica de los familiares de los normalistas desaparecidos en septiembre pasado, entre los que se encuentra un estudiante compañero de los 43, ha llegado a Uruguay. Venían de recorrer varias ciudades de Argentina (Rosario, Córdoba y Buenos Aires). Solo se quedan unos pocos días y ya se dirigen a Brasil.

En Montevideo dieron una conferencia de prensa en la Casa Bertolt Brecht, y al otro día participaron de una movilización al Consulado de México. Por la tarde, realizaron una charla en el Paraninfo de la Universidad de la República, donde se explayaron en los pormenores de aquellos fatídicos días (26 y 27 de septiembre) cuando los ómnibus que transportaban a los normalistas – tres en total – fueron atacados por las fuerzas policiales locales.

El sábado 30 tuvieron un rato más para dar algunas notas a medios alternativos. La Izquierda Diario se hizo presente y conversó con Hilda Legideño Márquez, madre de Jorge Antonio Tizapa Legideño. Aquí reproducimos la entrevista.

Respecto a la situación judicial, ustedes comentaron que les querían cerrar el caso, ¿cuál era la explicación?

HL: Pues el día 27 de enero el gobierno dijo que el caso ya estaba cerrado, que los muchachos están muertos y ya no había nada para más para investigar y nosotros no aceptamos, porque no hay nada científico que compruebe realmente que nuestros hijos están muertos. El gobierno basa su versión histórica en lo que declararon 3 personas que detuvieron; el comité de expertos independientes se ha reunido con las personas detenidas y ellos argumentaron que algunos dicen que fueron torturados como para aceptar la culpabilidad. Hay una serie de irregularidades en todo esto y por eso nosotros no aceptamos la versión de gobierno y por eso seguimos exigiendo la aparición con vida de nuestros hijos y por eso hasta que no nos demuestren lo contrario los seguiremos buscando.

¿Y qué explicación les dieron cuando los forenses argentinos desmintieron el hallazgo de los supuestos restos?

HL: Si de hecho las argentinas dijeron que lo único que encontraron fueron restos de huesos de pollo, restos de una dentadura de un adulto y huesos de res, que sí hay restos humanos pero no son de los estudiantes; eso fue lo que dijeron y ahora el gobierno está desprestigiando el trabajo de las peritas argentinas.

¿Han pensado en recurrir a organismos internacionales para denunciar al estado mexicano, como se ha hecho en otros casos de violaciones, como en Uruguay por ejemplo?

HL: En febrero una comisión se dirigió a Ginebra, Suiza, al comité de desapariciones forzadas. El gobierno fue y dio su declaración sobre el tema, que están haciendo todo lo posible por investigar, siendo que el 26 de enero ellos habían dado por cerrado el caso y allá en Ginebra fueron a decir que no, que el tema estaba abierto. O sea en México nos tratan con la punta del pie, nos cierran las puertas y en el extranjero dan otra versión, no es coherente lo que hace a lo que dice. El Comité de desapariciones forzadas dio recomendaciones pero el gobierno no las está cumpliendo, les dijeron que tenían que continuar con la búsqueda. No ha buscado a nuestros hijos, el Comité de expertos independientes les ha dicho que querían entrevistar a los militares que han tenido participación y el gobierno primero dijo que sí pero después anunció en televisión que no, que no les iba a permitir entrevistar a los militares.

¿Cuáles piensan que fueron las causas de esta brutal represión que hay en México y en especial con los estudiantes de Ayotzinapa?

El gobierno, cuando ocurrió esto, dijo que este era un caso aislado, nosotros al andar en búsqueda de nuestros hijos nos damos cuenta que hay miles de desaparecidos, que hay más de 30000 desaparecidos, desde el 2007 a estas fechas hay miles de muertos, y después del caso Ayotzinapa siguió ocurriendo en Guerrero. Aparentemente querían desaparecer la escuela, pero no era la manera, no era la manera de llevarse a nuestros hijos, nuestros hijos no son ningunos delincuentes como el gobierno lo ha hecho creer, porque esa es la versión del gobierno, de que pertenecían a una banda. Desgraciadamente el gobierno manda a matar a campesinos, a gente indígena, les siembra las armas, y al rato dice “es la delincuencia organizada”, pero desgraciadamente es el gobierno que está haciendo todo esto.

En las movilizaciones que se dieron en México aparecía la consigna “Fue el Estado”. En ese sentido, ¿qué nivel de colusión o implicancia existe entre el Estado y el narcotráfico?

HL: Si, desgraciadamente es el mismo gobierno el que manda a matar, la misma delincuencia que manda a matar está adentro de los ayuntamientos, ellos son los que están gobernando, es el Estado, el narcoestado. Porque está todo corrompido, el gobierno federal no ha hecho nada, sabe muy bien de lo que pasa en Guerrero: a los ciudadanos los ataca y a la delincuencia los protege; eso es lo que estamos viviendo en México. En una ocasión andando en todo esto me toco ir a una comunidad, en la entrada estaban los carros militares, más al ladito están los campos de amapolas y uno les pregunta por qué no destruyen esa amapola, y ellos dicen “hasta que no tengamos órdenes de arriba no podemos hacer nada”, es el narcoestado que tenemos.

¿En qué sentido la gira por Sudamérica puede ayudarlos?

HL: Venimos a difundir la problemática que estamos viviendo en México, tenemos entendidos que aquí también hay desaparecidos, lo que queremos es unificar las luchas, que ustedes desde aquí hagan un pronunciamiento por nosotros, al unificar las luchas tenemos más fuerzas, el gobierno se da cuenta que no estamos solos y es una presión también para no cerrar el caso.

Con todo lo que han vivido, ¿piensas que hay democracia en México?

HL: No la hay, en México no hay democracia, cuando un candidato se va, el gobierno ya sabe quién va a quedar en su puesto, desgraciadamente es todo un teatro que montan ellos, y desgraciadamente son los mismos familiares, así se van rotando los amigos, los conocidos, no hay democracia en México.

Recientemente ha tenido repercusión la Campaña “Anula tu voto porque faltan 43”, de repudio al proceso electoral. Según ha trascendido los familiares han apoyado, ¿Qué te parece está iniciativa?

HL: Pues al inicio, cuando me dijeron “vamos a decir que no haya votaciones” yo me dije “pero por qué, si yo estoy buscando a mi hijo, si a mí no me interesan las votaciones”, pero bueno hablando, es como dicen, si no hay democracia en México de nada sirven las elecciones. Cómo van a haber elecciones, si faltan 43, no hay democracia en México, no creemos en el gobierno, así que de qué sirven unas elecciones. Lo que se está planteando es que se hagan gobiernos autónomos, es que el mismo pueblo gobierne a su pueblo. Porque lamentablemente nosotros ya no creemos en los políticos, realmente es monstruoso todo lo que hace, y desgraciadamente el ataque es hacia la gente pobre, hacia los indígenas, por despojarlos de sus tierras de sus aguas.

¿Han encontrado apoyo en los medios masivos de comunicación para difundir lo que ha pasado?

HL: Televisa y TV Azteca son los medios oficiales del gobierno, dicen únicamente lo que el gobierno quiere que se sepa. Los medios alternativos son los que nos han apoyado; ellos han difundido y han logrado que esto se sepa, porque lo que es Televisa y TV Azteca únicamente nos ha atacado, nos han dicho que somos unos vándalos; pues si, por buscar a nuestros hijos somos unos vándalos, lo vamos a seguir haciendo. A los medios alternativos les damos las gracias por lo que hacen, nos están apoyando, están difundiendo lo más que se pueda para que sepan la realidad de lo que estamos viviendo.

Su lucha es un ejemplo para nosotros, para todos los pueblos de América Latina y para las nuevas generaciones, para la juventud. Esa juventud en nuestros países desarrollaron movilizaciones masivas por la aparición con vida de los 43, y en especial en México, donde hay un antes y un después de Ayotzinapa.

HL: Hay un montón de gente que nos ha venido apoyando y les damos las gracias a los mexicanos y a los extranjeros, han salido a las calles, y les damos las gracias por eso. Para nosotros es muy importante toda la solidaridad que nos demuestran. No somos un ejemplo, o como nos han dicho, no somos “héroes”, somos unos padres dolidos que andamos en búsqueda de nuestros hijos. Es algo doloroso lo que estamos pasando, pero es más doloroso saber en qué condiciones están nuestros hijos, en dónde los tengan, que si comen, que si duermen, eso es lo que nos angustia y por eso continuamos. No es un objeto lo que se nos perdió, el gobierno nos ha ofrecido dinero, pero nuestros hijos no valen ningún dinero, nuestros hijos son lo más valioso que tenemos y por ellos vamos a continuar hasta encontrarlos.

Después de lo ocurrido, en la Normal de Ayotzinapa, ¿ha habido algún tipo de represalia?

HL: Bueno, el gobierno siempre ha atacado a las escuelas normales, las ha querido desaparecer, los estudiantes luchan por exigir sus derechos, no les gustan las injusticias y es por eso que protestan y el gobierno se las agarra con ellos. Desde antes del 26 han sufrido represiones, y después del 26 siguen sufriéndolas y con más fuerza. Cada día que salimos a una marcha, es represión: han golpeado a padres, a estudiantes. El gobierno dice que nosotros somos unos revoltosos, nos mandan sus motines, sus gases lacrimógenos, con sus balas de goma, nosotros no tenemos con qué defendernos más que nuestras manos y nuestra voz. Ya nos ha tocado enfrentarnos con los militares, pero nosotros como padres no tenemos miedo ya. Nos lo quitaron ellos mismos, cuando nos dijeron que tenían a nuestros hijos en el cuartel militar, fuimos y no nos dejaron entrar, sabíamos que nos iban a reprimir, pero ya no medimos consecuencias, y nos enfrentamos, hubo varios padres golpeados. El gobierno va a seguir reprimiéndonos, pero eso no nos va a parar.
Entrevistó Karina Rojas


Aprovechando la entrevista se les entregó a Hilda, en representación de los familiares, una declaración en solidaridad proveniente del sindicato de docentes de educación secundaria ADES Montevideo, que fue una resolución votada en Asamblea General, que se puede ver aquí.


ABC Coop. Gestión Obrera de Colonia, que brinda el servicio de transporte local de esa ciudad, también se hizo presente en solidaridad con los familiares de los normalistas

Cuando los obreros se enteraron que los estudiantes estaban desaparecidos, decidieron pintar sus ómnibus con el número 43, en señal de protesta y como forma de solidarizarse con su lucha. En la entrevista, se le entregó a Hilda algunas fotos con la carrocería de los ómnibus pintada con el 43, a lo que Hilda, muy agradecida sonrió – siendo la primera vez que lo hacía en toda la entrevista – y contó que iba a llevar esas fotografías a México, “para que vean que en otros lugares nos están apoyando, y eso es importante para nosotros, saber que en otros países se preocupan también por nosotros, y eso al gobierno no le gusta, no le gusta que otros países se pronuncien por nosotros. Muchas gracias por todo lo que hacen aquí, y espero que cuando nos vayamos sigan difundiendo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s