Paro general y más de veinte mil trabajadores se movilizan en Uruguay

Paro general parcial de 9 a 13 h y más de veinte mil trabajadores de diversos sindicatos se movilizan en Montevideo desde Plaza del Entrevero al Palacio Legislativo. Destacada participación de los ferroviarios en huelga contra la privatización de los trenes. El rechazo al TISA, y la respuesta de los gremios educativos a los dichos de Vázquez.

Por Walter Vidal

arton18143-2c30f

En el día de ayer se desarrolló el paro general parcial convocado por el PIT-CNT de 9 a 13hs. Bajo la consigna “Para que los cambios no se detengan”, más de 20 mil trabajadores se hicieron presentes en la movilización y el acto.

Desde temprano se podía observar los cientos de trabajadores que se arrimaban a la Plaza del Entrevero y las zonas aledañas. Los diversos sindicatos iban poblando la Avenida del Libertador para armar la columna que marcharía hasta el Palacio Legislativo. Iban pasando los minutos y cada vez llegaba más gente: trabajadores del metal, de la aguja, construcción, comercio, bebida, supermercados, estatales, salud, y de la educación, entre otros.

La columna más destacada de la jornada fue la de los obreros ferroviarios, que votaron una paralización de 48hs en sus actividades a raíz de la política privatizadora que está llevando adelante el gobierno en el sector. En la pancarta más grande de los trabajadores de la Administración de Ferrocarriles del Estado se podía leer “los ferroviarios no se venden”, y en otra “Colorados + Blancos x FA = Ferrocarril en ruinas”.

El primer paro general al segundo mandato de Tabaré Vázquez llega en momentos donde “los de arriba” (gobierno y empresarios) continúan hablando de la necesidad de un “presupuesto austero”, y comienza a haber cierres de fabricas y envíos masivos al seguro de paro. En la construcción, en la industria metalúrgica, y en la láctea ya son cientos los puestos de trabajo que se perdieron en el año. El retiro de algunas empresas del país que derivan en el cierre, como Ecolat o Chery, marcan un límite al modelo de desarrollo del capitalismo de los gobiernos frenteamplistas. Un modelo que se basó en la apertura indiscriminada a las inversiones extranjeras, dando garantías y subsidios que hacen aún más rentables los negociados para las trasnacionales.
A nivel de los trabajadores estatales, se plantea como un gran desafío torcer el brazo al gobierno en lo que respecta a las demandas de los docentes y trabajadores de salud pública.

Además, los trabajadores se convocaron por segunda vez en el año masivamente para rechazar las negociaciones que el gobierno uruguayo está realizando para integrar la zona de liberación de comercio de servicios, TISA. Un punto que desde marzo de este año viene despertando polémicas, ya que las negociaciones fueron comenzadas por el gobierno de Mujica, y con pleno conocimiento de la dirección mayoritaria del PIT-CNT (Partido Comunista y Articulación), aunque inmediatamente se desmarcara. La integración de Uruguay a este tratado (auspiciado entre otros por EEUU, Japón, o Corea del Sur), significaría un marco legal para la privatización de servicios públicos y el fin de los monopolios estatales, lo que implicaría un avasallamiento de conquistas de los trabajadores.

Si bien la movilización es utilizada por el Partido Comunista (principal minoría en la dirección) como un factor importante en la disputa al interior del Frente Aamplio y busca mostrar una relación de fuerzas que ponga reparos al curso derechista del gobierno, y permita negociar en mejores condiciones, la realidad es aún más contradictoria. Ya que la dirección a su vez debe responder con un discurso izquierdista ante el posible empeoramiento de la situación económica que le permita contener los ánimos la base de los sindicatos.

En la oratoria, los dirigentes mostraron un discurso solidario con las luchas en curso y llamaron a la unidad de los trabajadores para luchar por mejores salariales para los que perciben salarios inferiores a 15 mil pesos (60% de la fuerza laboral en blanco), un cuarto de la canasta familiar. La autopartista Chery, ferroviarios, empresas de la bebida, y los gremios estatales que darán la lucha presupuestal estuvieron presentes en el discurso. Y plantearon la reivindicación de los sindicatos de la enseñanza que reclaman el 6% del PBI para toda la educación pública. Sin embargo, algo que los dirigentes se encargaron de dejar en claro es su adhesión al gobierno, en su intento de polarización con las cámaras empresariales y la derecha.

Si bien la medida es un paso adelante en plantear parte de la agenda de los trabajadores y el pueblo, los oradores mostraron los límites de la misma, al negarse a convocar un paro general de 24hs como comienzo de un plan de lucha para derrotar a las cámaras empresariales y al gobierno, que, con la derecha “haciendo coro” cada día acentuá más su giro conservador.

El paro de ayer debe ser enmarcado en un fenómeno regional. El pasado 29 de Mayo Brasil tuvo una gran jornada de paralización nacional, con centenares de miles que protestan contra el ajuste que está aplicando la presidenta del PT, Dilma Rousseff. Mientras tanto, el pasado martes 9 en Argentina nuevamente los trabajadores pararon el país (por quinta vez desde que Cristina es Presidenta) contra el impuesto al salario, y la izquierda clasista se mostró como un actor importante impulsando movilizaciones y piquetes. Son los trabajadores que en el conjunto de la región vuelven a salir a las calles contra posibles recortes de conquistas producto de la situación económica, y marcan una relación de fuerzas a los gobiernos “progresistas”.

Los sindicatos de la educación se manifestaron frente a la Presidencia

Desde más temprano, los sindicatos de la educación concentraron en Plaza Independencia, en frente a la Torre Ejecutiva (edificio de la Presidencia), y le hicieron llegar una carta a Tabaré Vázquez firmada por la Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza del Uruguay. Dirigentes de los sindicatos los días previos le contestaron a los dichos de Vázquez, quien exigía “resultados” a cambio de un posible aumento del presupuesto. Dichas declaraciones fueron repudiadas ampliamente por la base docente, quienes le retrucaron a Vázquez que nadie mejor que ellos saben los problemas que tiene la enseñanza pública, y solo los docentes conocen de primera mano la situación calamitosa de los centros de estudio, o los problemas de todo tipo que expresan los jóvenes.

Los sindicatos docentes van este año por todas sus reivindicaciones. Luego de ser los grandes animadores de las luchas de 2013, el desafío estará puesto en armarse de un programa de independencia política, dar pasos en la coordinación de base, y saber golpear en el momento justo para torcerle el brazo al gobierno, imponer la media canasta familiar para todos, y frenar los intentos de reforma mercantilista del gobierno.

Al cerrar la edición, los docentes de secundaria (ADES Montevideo), votaban en asamblea evaluar la posibilidad de entrar en una huelga más dura después del receso de Julio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s