42 AÑOS. BASTA DE IMPUNIDAD

huidobro_1000-3

GOLPE CÍVICO MILITAR Y HUELGA OBRERA HEROICA

El golpe cívico militar en nuestro país vino a preanunciar la política represiva del imperialismo norteamericano en la región. No solo la derrota fue física, con desapariciones, torturas, exilios y muertes. Sino también moral, con la traición que constituyó el levantamiento de la heroica huelga general de 14 días que el movimiento obrero sostuvo, y que su dirección llamó a levantar cuando aún las fuerzas de los trabajadores estaban intactas y cuando se podía dar un combate certero contra los golpistas. Se podía triunfar, sin embargo se reculó.
La dictadura violó, torturó y asesinó a nuestros compañeros y compañeras en los 70, en un momento donde la clase obrera y la juventud salían a las calles a enfrentar la carestía de la vida, se organizaban políticamente contra las consecuencias del capitalismo, y crecientemente constituían una fuerza capaz de cuestionar el sistema dominante y el poder de la burguesía y del imperialismo. Por eso los golpes de estado de la región fueron tan brutales, porque tuvieron que aniquilar a toda una generación de obreros y estudiantes que pretendían cambiar el mundo desde su raíz, y que constituían un peligro para la clase dominante.
¿Hoy estamos mejor o peor en términos de DDHH?

La impunidad continúa desde esa época: son pocos los casos de militares procesados y condenados, y se trata de los altos mandos siendo que la cadena hacia abajo no se pone en cuestión. Los militares que están detenidos mantienen todos los honores de su rango, y se hospedan en cárceles especiales con un trato preferencial, muy diferente a los tratos inhumanos que sufren los presos comunes.
El mejor ejemplo de la impunidad fue el fin de semana pasado con la salida transitoria del asesino Gavazzo, concesión que por primera vez la Justicia otorga a condenados por delitos de lesa humanidad.
Este Estado que protege y tolera a los torturadores de ayer, es el mismo que no toma las medidas más elementales para proteger los derechos de las mujeres y evitar los feminicidios. La impunidad de ayer se continúa hoy en la falta de justicia y por la que también nos movilizamos en estos últimos meses.

Hoy, a 42 años de estos sucesos, quienes antes supuestamente luchaban contra la oligarquía y el imperialismo, nos dicen ahora que cualquier reclamo de justicia es sinónimo de venganza, que los viejitos asesinos no pueden estar en la cárcel, y que hay que cerrar ese capítulo de la historia uruguaya. Pretenden imponernos el discurso en otros países utilizado de la teoría de los dos demonios, donde se equipara la violencia ejercida por el Terrorismo de Estado con la respuesta de los trabajadores y estudiantes y grupos organizados en aquel momento. No hubo una guerra, fue un plan sistemático de aniquilamiento de lo mejor de la vanguardia obrera y popular a nivel regional.
Hoy, a 42 años vemos cómo Tabaré Vázquez conforma la Comisión por la Verdad y la Justicia. Pero los nombres de los asesinos se saben, no hay que buscarlos, ya los conocemos, lo que hay que hacer es juzgarlos.
Y vemos cómo el gobierno “progresista” sostiene a Fernández Huidobro, ese personaje nefasto que carga contra los organismos de DDHH, contra quienes queremos justicia y no nos cansamos de luchar, y es quien lleva la voz cantante desde el gobierno contra el juicio y castigo. Pero él no está solo, si sigue aún en su cargo es porque el Frente Amplio lo defiende y porque “alguien tiene que hacer el trabajo sucio”.
Hoy, a 42 años, estos progresistas siguen utilizando a las fuerzas armadas contra la juventud de los barrios pobres, amedrentando a los que salen a luchar, persiguiendo y espiando a los referentes sociales y a los propios militantes por los DDHH. Los pactos de impunidad, como el Club Naval y las negociaciones para la transición democrática, sirvieron para hoy mantener intacta a estas fuerzas.

POR UN MOVIMIENTO INDEPENDIENTE Y EN LAS CALLES

Pero no nos van a impedir que sigamos en las calles una y otra vez, denunciando que el golpe de estado fue un golpe de una clase contra otra, que los oligarcas, los empresarios y el imperialismo se beneficiaron con esta masacre, que impusieron a sangre y fuego su plan y su modelo para seguir manteniendo sus ganancias a costa del trabajo asalariado.
Porque las demandas hoy siguen siendo como las de ayer de JUICIO Y CASTIGO A TODOS LOS CULPABLES. BASTA DE PRIVILEGIOS: CÁRCEL COMÚN Y EFECTIVA. APERTURA DE TODOS LOS ARCHIVOS PARA VER DÓNDE ESTÁN NUESTROS COMPAÑEROS.
Y es imperioso exigir FUERA HUIDOBRO a través de un movimiento en las calles. Amplios sectores de la sociedad lo repudian: estudiantes, trabajadores, organismos de derechos humanos, y hasta sectores del mismo oficialismo.
BASTA DE CRIMINALIZAR LA PROTESTA SOCIAL Y LA POBREZA. ABAJO EL DOE Y TODO EL APARATO REPRESIVO DE LA DICTADURA. JUICIO Y CASTIGO PARA LOS ASESINOS DE SERGIO LEMOS Y OTROS CASOS DE ABUSO POLICIAL.VOLANTE 27 JUNIO 2015 final

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s